El culantrillo de pozo es una planta medicinal que pertenece a la familia de las polipodiáceas y puede ubicarse en la categoría de los helechos. Tiene un rizoma de poca profundidad y un tallo de hasta 40-45cm. El nombre binomial que le corresponde a esta planta es el de Adiantum capillusveneris. Esta especie tiene una buena cantidad de ramificaciones bastante finas que surgen a partir de los distintos segmentos de la planta.

 

La zona de crecimiento típica para el culantrillo de pozo son mayormente las tierras húmedas y los pozos de todo tipo (muestran preferencia por la humedad). La maduración de los esporangios en esta especie (no posee flores) tiene lugar en los meses de primavera. En la composición química de esta planta se cuentan cantidades significativas de elementos tánicos, mucílagos, ácido gálico, sustancias amargas, gomas y un aceite esencial.

 

Al tratarse de un helecho con una cantidad considerable de sustancias mucilaginosas puede ser un emoliente altamente efectivo. Asimismo, el culantrillo de pozo posee efecto anti-inflamatorio, expectorante y puede ser muy útil en afecciones como la caída del cabello de tipo crónico.

 

Para aprovechar todas las propiedades de esta especie se puede preparar una efectiva infusión o un jarabe. La infusión a base de culantrillo de pozo se necesita unos 20gr de hojas de esta especie por cada medio litro de agua que se vaya a preparar. Después de llevar a hervor por unos 10 minutos hay que dejar reposar y filtrar (beber dos tazas al día). El jarabe de culantrillo de pozo se hace con una maceración de 30gr de hojas de esta planta por cada medio litro de agua. Después de transcurrido el tiempo de maceración se debe filtrar el líquido con ayuda de un lienzo de algodón. Calentar el líquido obtenido agregando miel o azúcar. Tomar 6 cucharadas de jarabe al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *