La infusión de las hojas es antiespasmódica y muy buena para resfríados, indigestiones y mareos.

El jugo de limón es antirreumático, y se pueden tomar hasta 3 vasos por día.

Una cucharada de jugo de limón en una taza de té caliente es poseedor de variadas virtudes: contra los gases, dolor de cabeza y vértigos, palpitaciones del corazón, bilis y combate la fiebre. 

Algodones empapados del jugo se utilizan como tapones en las hemorragias de la nariz.

El té de semillas de limón azucarado es vermífugo, es decir saca los parásitos del intestino.

El jugo de limón diluido en agua aclara la voz.

Dos rodajas en agua hirviendo azucarada repetida cada media hora es contra la diarrea.

El jugo de limón puro aplicado en la cara preserva el cutis de las inclemencias del tiempo.

Un limón entero hervido en medio litro de agua y luego endulzado con miel es muy bueno para la gripe y resfríados

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here