La planta medicinal conocida como camedrio posee alturas promedio que no llegan a superar los 50cm. Los tallos de esta especie, conocida por el nombre binomial de Teucrium chamaedrys, están recubiertos por una gran cantidad de finas vellosidades. Las hojas de camedrio tienen forma lanceolada y son de color blanco y verde, según la cara de la hoja.

 

Esta especie comienza a dar sus flores a partir del mes de mayo. Las flores de la planta de camedrio son de color rojo, con corola verde. En la composición química del camedrio hay proporciones bastante bajas de aceites esenciales y taninos (en cantidades más elevadas). Por su composición química esta planta posee numerosas propiedades como astringente y como antipirético y estimulante. Al contener flavonoides también es muy efectivo en curas de adelgazamiento (sobre todo en casos de obesidad mórbida). En la composición del camedrio también hay que considerar los compuestos diterpénicos que lo conforman. Los más importantes son los que llevan los nombres de teuchamadedrine y teucrine (poseen efecto anti-espasmódico).

 

El camedrio ejerce un efecto de regulación metabólica que ayuda a quemar grasas y a alcanzar un volumen corporal adecuado a las características fisiológicas de cada persona. Al consumir la planta de camedrio con fines medicinales es necesario tener en cuenta que puede llegar a afectar al hígado. Una de las formas más seguras de aprovechar las ventajas de esta planta, por ello, es a través de un extracto fluido realizado por compañías especializadas. Para conseguir los efectos medicinales de este extracto de camedrio se deben tomar al menos 40 gotas al día (divididas en dos tomas diarias por la mañana y por la noche). Este tratamiento debe seguir rigurosamente a lo largo de todo un mes, para descansar por un trimestre y retomarlo (en caso de necesidad).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *