El alquequenje es una planta medicinal que forma parte de la familia de las solanáceas y recibe el nombre binomial de Physalis alkekengi. Esta especie da unos frutos de color anaranjado con forma de bayas. Las condiciones de crecimiento del alquequenje no son muy diferentes a las de otras plantas similares: solo requiere de humedad suficiente y tierras calcáreas.

 

Además de ser aprovechada como planta medicinal, el alquequenje es una especie muy valorada en todo el mundo por los distintos usos ornamentales que se pueden hacer con ella. La época de florecimiento típica para esta planta con usos medicinales es la primavera y el verano. En la composición química de esta planta encontramos cantidades significativas de vitamina A y de vitamina C.

 

Los principales usos medicinales que podemos encontrar de esta planta son los de diurético, laxante, remedio contra el reuma, contra la gota y eficaz para luchar contra el ácido úrico elevado. Al tener un alto contenido de vitamina C el alquequenje también está recomendado en procesos de recuperación en caso de fiebre o gripe.

 

Para aprovechar todas las ventajas del alquequenje lo mejor que podemos hacer es consumirlo en forma de polvo, decocción, vino o jarabe. Si queremos preparar un polvo con esta planta medicinal simplemente tenemos que desecar las bayas que produce la planta y molerlas hasta que tengan una consistencia de polvo (tomar hasta 3gr en tres tomas diarias). Aquellos que deseen preparar una decocción a base de alquequenje, en cambio, deberán llevar a hervor unas 20 bayas por cada litro de agua que quieran preparar. Después de hervir por unos 5 minutos hay que dejar reposar y quitar los restos de planta con un colador. Beber un vaso en ayunas, todas las mañanas (tiene un excelente efecto depurativo para todo el organismo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *