Inicio Hierbas anemia Usos medicinales de la verbena

Usos medicinales de la verbena

0
182

Los usos terapéuticos de la verbena pueden ser aprovechados en casi todo el mundo. Esta planta crece naturalmente en Europa, Asia y algunos países africanos. La verbena pertenece a la familia Verbenaceae. Su nombre binomial es Verbena officinalis, y ya era conocida en la Antigua Grecia y en la Roma Antigua. Suele crecer de forma espontánea en tierras abandonadas, en los bordes de los caminos y entre los escombros. La verbena puede alcanzar alturas de hasta un metro, y posee un tallo semi-leñoso con varias ramificaciones en su parte superior.

Las hojas de la planta de verbena son lanceoladas, simples y opuestas. Esta planta medicinal produce flores pequeñas de color violeta y minúsculos frutos. En la composición química de la verbena se cuentan diferentes sales minerales, aceites esenciales, saponina, taninos, mucílago, verbenina y verbenalina. La verbena es una planta que posee decenas de propiedades medicinales conocidas desde hace varios siglos. Entre las más importantes figuran las que siguen a continuación: tiene efecto diurético, sedante, expectorante, aperitivo, astringente, depurativo y digestivo. Está indicada en casos de afecciones en la piel, anemia, problemas renales o hepáticos, dolores gástricos y migraña.

 

La verbena es una planta que, en usos medicinales, se consume en tres formas primordiales: infusión, cataplasma y vino. Para hacer una infusión con esta planta hay que picar un trozo de verbena y calentarla en agua hirviendo. Es una infusión altamente recomendada en caso de dolores de cabeza, dolores menstruales, insomnio y parásitos intestinales (contra-indicada en mujeres embarazadas). Con la cataplasma de verbena (se machacan las hojas de esta planta con unas gotas de vinagre) se alivian todo tipo de dolores externos. Para hacer un vino a base de esta planta hay que mezclar 70 gr. de verbena seca en un litro de vino blanco. Dejar que macere por dos semanas y filtrar. Se bebe un vaso pequeño antes de las comidas como aperitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *