Inicio Hierbas alergias Usos del lauroceraso

Usos del lauroceraso

0
99

La planta de lauroceraso, que combina el laurel y el cerezo, crece durante gran parte del año. La denominación binomial que le corresponde a esta especie es la de Prunus lauro-cerasus. Esta especie posee hojas lampiñas y da un fruto muy pequeño similar a olivas negras. Las hojas de lauroceraso se pueden mascar, aunque tienen un sabor un tanto amargo. La época de florecimiento más usual para el lauroceraso es la primavera.

 

Al momento de la recolección de esta planta lo que más interesan son las hojas de lauroceraso (allí es donde los principios activos de esta planta están presentes en mayores concentraciones). Es importante hacer uso de esta planta en estado fresco. Las hojas de esta especie contienen cantidades significativas de prulaurasina y de ácido cianhídrico.

 

Uno de los usos más extendidos de las planta de lauroceraso es el de aromatizante. Dado que la planta de lauroceraso puede tener un marcado efecto tóxico al ser consumida de forma interna, lo más seguro en casos de administración casera es aplicarla en usos externos (de esta forma existen muy pocos riesgos y contraindicaciones). De todas maneras dejamos por sentado que en otras administraciones posee efecto antiespasmódico y antitusivo.

 

Si necesitamos preparar una infusión a base de lauroceraso debemos utilizar 20gr de hojas de esta planta por cada litro de agua. Debemos dejar entibiar por un tiempo prudencial y utilizar la mezcla para lavar y enjuagar las zonas inflamadas del cuerpo. A partir del lauroceraso también se puede preparar una solución acuosa que puede ser empleada perfectamente como agente antipruriginoso. Para ello necesitamos varias hojas de esta especie. Como en muchos casos no es posible obtener hojas de lauroceraso lo más recomendable es adquirir esta preparación en una farmacia o tienda naturista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *