Inicio Hierbas antiinflamatorias Usos de la Arnica montana

Usos de la Arnica montana

0
42

También llamada estornudara, tabaco de las montañas, tabaco del diablo, hierba santa, hierba de las caídas sirve para curar traumatismos, contusiones, antiinflamatorio, cicatrizante, diurético. la árnica es una planta aromática muy popular entre los pastores y campesinos, que la utilizaban tradicionalmente en forma de tintura para uso externo, o fumando sus hojas para aliviar la tos y la bronquitis.

 

TINTURA DE ARNICA PARA USO EXTERNO, COMO CICATRIZANTE Y DESINFECTANTE DE HERIDAS

Macerar durante una semana a diez días una cantidad proporcional de flores de árnica en alcohol de 70º; utilizar una tela para exprimir las flores maceradas; filtrar con un papel para este fin. Para aplicar una compresa de este líquido diluir una cucharilla de tintura en cuatro de agua (muy pura puede producir erupciones cutáneas); aplicar el líquido en aquellas zonas que no tengan heridas abiertas (luxaciones, traumatismos, flemones, contusiones, reumatismos, etc.).

 

INFUSIÓN DE ARNICA PARA USO INTERNO, COMO ANTICATARRAL, ANTIESPASMÓDICO Y VASODILATADOR

Para las aplicaciones descritas, hervir durante diez minutos un puñado de flores de árnica. Tomar filtrado; repetir la toma 3 o 4 veces al día.

Precaución: Las aplicaciones internas deben ser controladas por un médico, ya que la toxicidad de la planta puede afectar al sistema nervioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *