La hiedra terrestre es una especie que forma parte de la familia de las labiadas y crece a ras del suelo. Esta planta, también conocida con el nombre binomial de Glechoma hederacea, posee ramas bastante empinadas de cerca de unos 20 cm con hojas pares.  Las hojas de hiedra terrestre, por lo demás, siguen siempre la misma orientación.

 

Esta especie crece de forma preferencial en bosques y tierras muy frondosas. El período de floración que predomina para la hiedra terrestre es la primavera, comenzando desde el mismo mes de marzo. En la composición química de la hiedra terrestre se encuentran cantidades significativas de un principio activo conocido como marrubina, como también ácidos fenolénicos, taninos y colina.

 

Las principales virtudes de la hiedra terrestre son sus aplicaciones como astringente, expectorante, antiséptico y vulnerario. La hiedra terrestre es una planta muy utilizada en tratamientos de asma, heridas externas, bronquitis, faringitis y catarros. Al mismo tiempo es una especie que posee numerosas propiedades como sedante y es protectora en caso de infección urinaria.

 

Para preparar una infusión a base de hiedra terrestre se necesitan aproximadamente 20 gr de esta planta por cada litro de agua que se vaya a preparar. Después de hervir por 10 minutos se deja reposar, se filtra y se agrega miel. Con la hiedra terrestre también se puede preparar un zumo de excelente poder curativo. Hay que machacar un puñado de hojas frescas en un mortero hasta obtener todo el líquido de esta hierba.  La dosis recomendada es aproximadamente 30 cc por día. La hiedra terrestre también se puede aprovechar como extracto (tomar 20 gotas diarias, distribuidas en 2 tomas) o como tintura (se prepara con 500 gr de planta y 500 cc de alcohol 90o). Esta preparación debe ser macerada por un mínimo de una semana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *