El Paico es una planta herbácea de unos 30 a 50 cm de altura, muy característica por su olor penetrante.

Es una planta nativa de Mesoamérica (sur de México y Guatemala), pero se ha naturalizado en las regiones templadas de casi todo el mundo. Se propaga mediante semillas pequeñas de color marrón oscuro.

Según los expertos en el tema cada 100 gramos de sus hojas contiene 5gramos de proteínas, 9.2 gramos de carbohidratos, 459 miligramos de calcio, 65 miligramos de fósforo y 6.3 miligramos de hierro, constituyendo un alimento que proporciona nutrientes y calorías. Por sus propiedades nutritivas, digestivas y carminativas, es actualmente usado como un importante alimento.

Debido a su conocida acción antiespasmódica (sirve para calmar los espasmos) y carminativa (favorece la expulsión de los gases), es usada para aliviar las molestias digestivas, cólicos de gases y para la expulsión de los gusanos intestinales.

El peligro de los parásitos intestinales se debe a que su acción nociva y patológica no sólo lo realizan a nivel intestinal puesto que para alcanzar su estado adulto, pasan previamente por estados larvarios y estas larvas por lo general hacen un recorrido por diversos órganos vitales como pulmones, corazón, cerebro. En algunos casos, las larvas se localizan de manera definitiva en alguno de estos órganos, con sus correspondientes consecuencias por ejemplo, la larva de la solitaria que llega a alojarse en el cerebro humano causando Cisticercosis.

Es por esto que se recomienda realizar un purgante natural salino con Paico, la acción de este se dará solo a nivel del tracto digestivo-intestinal, para esto se recomienda extraer el zumo de hojas frescas, y tomar una cuchara sopera de este zumo, conjuntamente con un alimento salado (caldo) o dulce (jugo de frutas) en ayunas, repetir la dosis 3 veces a la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *