Inicio Hierbas antiinflamatorias Uña del diablo o Harpagofito, el antiinflamatorio natural por excelencia

Uña del diablo o Harpagofito, el antiinflamatorio natural por excelencia

0
64

La uña del diablo, harpagofito o Devil’s Claw es un planta nativa de Sudafrica, de la familia de las Pedaliaceae, que debe se nombre a los ganchos en forma de uña que se presentan en los frutos. Es un arbusto perenne y folioso. Muestra una raíz principal de gran tamaño que se subdivide en varias secundarias, alcanzando hasta 1.5 m de longitud. Las hojas son pecioladas y lobuladas. Pueden ser alternas u opuestas. Las flores son solitarias y axilares, de un color rosa pálido. Los frutos son unas cápsulas con unos apéndices con ganchos con forma de ancla.

Además del sitosterol los tuberculos del harpagofito, contienen unos glucósidos iridoides (0.5-3.0%) denominados harpagósidos, con propiedades anti-inflamatorias, analgésicas y diuréticas. También contienen flavonoides (Kaemferol, luteolina) y ácidos fenólicos derivados del ácido cinámico (ácidos cafeico y cinámico).

 

En la medicina tradicional de los hotentotes, los tubérculos de la uña del diablo se utilizaban para el tratamiento del dolor y la fiebre y para mejorar las digestiones pesadas. Los colonos europeos introdujeron esta planta en Europa para el tratamiento de la artritis reumatoide y osteoartritis. El Harpagofito está incluído en la Herbal British Pharmacopea

Se ha comprobado en ensayos in vivo con animales que el extracto acuoso de harpagofito administrado por vía intraperitoneal o intraduodenal presenta una actividad antiinflamatoria, reduciendo el edema producido por carragenina. Por sus principios y sabor amargo es tónico-aperitiva y eupéptica (útil en digestiones pesadas)

Diversos estudios clínicos han demostrado que la raíz de esta planta medicinal es eficaz en osteoartritis de columna, cadera y rodilla y en lumbalgias al disminuir la inflamación y el dolor en los reumatismos. Según los resultados de los ensayos, los principios activos de esta raíz son capaces de inhibir la producción de diversas citoquinas que intervienen en la inflamación (como la IL1-beta, TNF alfa). Además, reducen la síntesis de PGE2 y de óxido nítrico al inhibir la expresión de enzimas como el COX-2.

La revisión de los 28 estudios clínicos realizados con preparados a base de H.procumbens en las osteoartritis de las extemidades y en las lumbalgias, ha puesto de manifiesto sin ningún tipo de dudas la eficacia de los extractos conteniendo entre 50 y 60 mg de harpagósidos. Los tratamientos deben durar al menos 3 meses.

Los extractos de H.procumbens inhiben ciertas enzimas del citocromo P450 y, en consecuencia pueden interferir con el metabolismo de numerosos fármacos, incluyendo los anticoagulantes cumarínicos, los antihipertensivos, las estatinas, los antidiabéticos, los antiepilépticos y algunos antidepresivos. Las enzimas más activas son las CYP2C8, CYP2C9 y CYP3A4, por lo que se recomienda comprobar si alguno de los fármacos que puedan estar prescribiéndose al mismo tiempo que la uña del diablo es afectado por las mismas.

En los animales de laboratorio el uña del diablo reduce la glucosa sanguínea, por lo que los pacientes tratados con antidiabéticos orales deberán tomar precauciones. Igualmente el H.procumbens puede potenciar los efectos antihipertensivos de algunos fármacos, por lo que recomienda una estrecha monitorización de la presión arterial; puede llegar a ser necesaria una reducción de las dosis.

Aunque los preparados con harpagofito son bien tolerados, hay que tener precaución o no deben ser utilizados en caso de pacientes con gastritis, úlceras gastroduodenales, colon irritable u obstrucción de las vías biliares. Tampoco se recomienda en el embarazo por su acción oxitócica

A las dosis recomendadas, los extractos del H. procumbens no son tóxicos, si bien se han descrito casos aislados de intolerancia gástrica. La incidencia media de efectos secundarios en los 28 estudios clínicos revisados es del 3%, mas o menos similar a la provocada por el placebo

La dosificación recomendada como antiinflamatorio es de 4,5 g de raíz molida o sus preparaciones equivalentes, y como eupéptico 1,5 g de droga. Se puede administrar en forma de decocción, 3 cucharadas de raíces trituradas en 750 ml de agua, hervir 3 minutos y macerar 10 a 15 horas, tomar 3 al día antes de las comidas.

Existen numerosos preparados comerciales en forma de cápsulas conteniendo 330 mg de extracto estandarizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *