Inicio Hierbas cicatrizantes Propiedades medicinales de la verónica

Propiedades medicinales de la verónica

1
390

La verónica es una especie que se desarrolla de forma anual y posee hojas emparejadas. Esta planta, también conocida por su nombre binomial –Verónica officinalis-, suele crecer en zonas montañosas. Aparece con mayor frecuencia en suelos con muy bajo contenido de calcio y bosques abundantes. Las flores de esta especie son de tamaño muy pequeño y color azul profundo, ubicándose por racimos que crecen sobre todo a partir del mes de marzo. El fruto de la planta de verónica tiene forma capsular y consiste en un pequeño triángulo invertido (aparece recubierto de finas vellosidades). La mejor época para la recolección de la planta de verónica es justamente en su período de florecimiento. Para aprovechar todas las propiedades de esta planta se la debe secar a la sombra.

 

Esta planta incluye porcentajes considerables de diferentes taninos y principios amargos (lo que la convierten en una excelente aliada en casos de indigestión, gases o comidas pesadas). La planta de verónica posee diferentes usos de aplicación externa (en casos de aftas bucales y llagas, sobre todo) y está recomendada como cicatrizante general aperitivo, y remedio en caso de asma o problemas bronquiales.

 

La infusión a base de verónica se prepara con 5 gr de esta planta por cada taza de agua hirviendo. Hay que dejar infusionar esta mezcla por un mínimo de 15 minutos, dejar reposar hasta que entibie y filtrar. Esta planta en estado fresco, asimismo, puede ser empleada para preparar nutritivos zumos frescos. La dosis de recomendada de zumo de verónica es de unos 10 cc diarios (administrados en 3 dosis diferentes). Para aprovechar las propiedades de esta especie en usos externos, en cambio, bastan con 40 gr de verónica por cada litro de agua. Dejar hervir 10 minutos y filtrar. Aplicar sobre llagas, aftas o heridas externas.

 

Un comentario

  1. Lilia

    Mayo 10, 2016 en 2:37 pm

    Que interesante saber como una planta como esta puede hacernos bien que grande es DIOS al darnos ello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *