Estudios realizados en Estados Unidos han demostrado que la lechuga ayuda a prevenir el cáncer de estómago. También es un alimento interesante para los diabéticos, pues aporta pequeñas cantidades de hidratos de carbono de absorción lenta que regulan los niveles de insulina. En las dietas para adelgazar no tiene precio, pues sacia mucho sin aportar apenas calorías .

 

En cuanto a los insomnes, están de enhorabuena, pues los médicos naturistas aseguran que la lechuga tiene propiedades calmantes y ayuda a conciliar el sueño.

Trucos: En España lo habitual es consumirla cruda en ensalada, pero merece la pena probarla cocida, como guarnición de la carne de cerdo asada y aves al horno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *