Inicio Hierbas energeticas Principios de las plantas medicinales que activan

Principios de las plantas medicinales que activan

0
77

Algunas plantas tienen sustancias que estimulan, tonifican o activan ciertas funciones del organismo. Algunos de los principios que podemos enumerar son los siguientes:

 

Principios estimulantes: contribuyen a quitar el sueño, activar la circulación, disminuir el hambre y favorecer la actividad física. Son alcaloides derivados de las xantinas. Su exceso causa daños en la salud.

 

Principios nutritivos: en una dieta adecuada y balanceada este efecto se manifiesta en la capacidad de la persona para trabajar y vivir de forma saludable.

Principios tónicos y generales: los tónicos actúan sobre el sistema nervioso simpático, estimulando las funciones de todos los órganos, gracias a sustancias como alcoholes, flavonas y terpenos.

 

Principios tónicos digestivos: todos los condimentos empleados para dar sabor a los alimentos son excelentes tónicos, estimulan los ácidos y los jugos digestivos necesarios para aprovechar sus nutrientes. Su acción es debida a los aceites esenciales o a los ácidos orgánicos.

 

Principios tónicos circulatorios: actúan directamente sobre el sistema circulatorio activando su funcionamiento.

 

Principios tónicos cardíacos: de la planta conocida como digital y de las flores del retamo se obtienen sustancias con principios cardiotónicos.

 

Principios activadores de defensas: algunas plantas medicinales contienen flavonas, flavonoides, ácidos orgánicos como el ascórbico o vitamina C y carotenos, sustancias que además de actuar como limpiadores estimulan el sistema defensivo.

 

Principios tónicos uterinos: plantas que actúan sobre los órganos genitales femeninos para normalizar las funciones alteradas.

 

Principios hormonales: enfermedades como la diabetes, en la que falta insulina y el hipertiroidismo en el que hay deficiencia de tiroxina han podido ser controladas con el uso de hormonas preparadas en laboratorio, aunque se debe preferir el control médico estricto y permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *