El pinillo es una planta que crece de forma anual y suele mostrar preferencia por climas áridos y zonas pedregosas. Esta especie es conocida por el nombre binomial de Ajuga chamaepitys y presenta una gran cantidad de hojas a lo largo de sus tallos. Las flores de esta planta, por lo general, crecen como continuaciones de las distintas hojas (en las axilas de las mismas). El pinillo da flores de color amarillo. La época de floración de la planta de pinillo se concentra especialmente en torno a los meses de primavera. Esta planta es de fácil localización en tierras altas de toda la Península Ibérica (aunque también se la encuentra en otras partes del mundo).

El pinillo es una planta que desprende un olor muy suave y agradable, que suele tener efectos calmantes sobre el sistema nervioso. La composición de esta planta con usos medicinales aún no ha sido elucidada. Para aprovechar los poderes medicinales del pinillo es necesario recolectar tanto las hojas como las flores de la planta. Una de las grandes virtudes del pinillo es su excelente efecto aliviador en casos de reuma. También es un muy buen antiespasmódico, anti-inflamatorio, diurético y alivia los dolores en casos de gota y ciática.

Si queremos preparar una infusión a base de pinillo necesitamos unos 4gr de hojas de esta planta por cada taza de agua. Debemos llevar a hervor por unos 10 minutos, dejar reposar y filtrar los restos de las hojas. Esta infusión se debe beber todas las mañanas en ayunas. Con el pinillo también se puede preparar un efectivo jarabe. Se necesitan hojas de pinillo y un buen vino tinto. Hay que macerar esta mezcla algunos días y beber este jarabe durante una semana (es un excelente remedio en casos de ictericia).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *