El lino catártico es una planta medicinal que forma parte de la familia de las lináceas. Se trata de una especie que lleva el nombre binomial de Linum catharticum y crece en pasturas poco espesas y prados de alto porcentaje de humedad. El tamaño del lino catártico ciertamente no llama la atención: tiene menos de 20cm de alto. Los tallos del lino catártico, por lo demás, son más bien finos y muy endebles.

 

El lino catártico es una especie que posee hojas enfrentadas. La época de florecimiento típica para esta especie se sitúa en los meses de primavera. La recolección del lino catártico con fines medicinales incluye a toda la planta (no existe preferencia por una parte particular de la misma). El sabor que tiene el lino catártico es un tanto amargo como para consumirla en estado fresco (por ello se la suele preparar de distintas maneras agregándole endulzantes adicionales).

 

Uno de los componentes más importantes del lino catártico es la linina. Esta sustancia tiene una célebre acción como purgante y laxante. El efecto emético de esta planta viene siendo aprovechado desde hace cientos de años.

 

Para preparar una infusión a base de lino catártico necesitamos al menos 5gr de esta planta (debe estar previamente desecada y cortada en trozos pequeños), por cada medio litro de agua. Después de calentar el agua (llevar a hervor), dejamos reposar algunos minutos, filtramos los restos de planta y bebemos. Lo más recomendable a la hora de beber la infusión de lino catártico es tomar una taza por la mañana (en ayunas) y otra taza antes de ir a acostarse. Como tiene un potencial efecto vomitivo esta planta debe ser administrada de forma controlada (hay que vigilar al paciente e informarlo sobre estos efectos después de consumir la infusión).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *