Menta piperita

0
120

La hierba conocida como menta piperita resulta de un cruce entre la menta acuática con la hierbabuena. El nombre binomial de esta especie es Mentha x piperita, y pertenece a la familia Labiatae. En usos medicinales se emplean tanto las hojas como las flores de esta planta. La menta piperita especialmente indicada para los tratamientos de problemas digestivos y en caso de dolor de cabeza.

La menta piperita crece en todo tipo de climas y puede alcanzar una altura máxima de 80 cm. El aroma de esta planta medicinal es fresco, un tanto dulce y muy especiado. En caso de utilizar menta piperita de forma regular es necesario evitar tomarla antes de ir a dormir, dado que puede producir insomnio.

 

La composición de la menta piperita incluye aceites esenciales, alcoholes, triterpenos, ácidos carbóxilicos y monoterpenonas. Esta hierba medicinal solo está contraindicada (en forma de aceite esencial) en casos de embarazo, lactancia y para menores de 2 años de edad.

 

Esta planta medicinal es excelente para combatir el mal aliento, la gingivitis, las náuseas, los espasmos intestinales, el asma, los resfriados y la gripe.  La menta piperita puede ser combinada con otras hierbas como el perejil, el jengibre, el comino, y demás. Para preparar una infusión de menta piperita solo hay que hervir esta planta (un manojo de hojas secas es suficiente) por dos minutos. Dejar reposar por cinco minutos, colar y servir. Para mejorar el sabor se lo puede endulzar con miel. La menta piperita también es muy buena contra los problemas digestivos. El té de menta piperita para combatir este tipo de problemas se prepara con 5 gr. de hojas de menta piperita fresca, llevándolas a hervor por 10 minutos. Se recomienda beber dos tazas de esta infusión por día hasta obtener mejoras a nivel digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *