El moral es un árbol medicinal que forma parte de la familia de las moráceas. Esta especie recibe el nombre binomial de Morus nigra y posee hojas de forma ahuevada y gran tamaño. Las hojas de moral presentan una buena cantidad de indentaciones a lo largo de todos sus bordes. Del lado del envés, además, poseen una fina vellosidad.

 

Los frutos que produce el árbol de moral son la parte más conocida de la planta: se trata de las moras. Son de color negro y rojo y presentan un particular sabor agridulce. Los frutos del moral también son muy jugosos (por ello se acostumbra hacer jugo de moras). La época de florecimiento para el moral es la primavera (la maduración de sus frutos es en el verano).

 

Al momento de la recolección de lo que produce el moral con fines medicinales lo que más interesan son los frutos (aunque existen algunas preparaciones con las hojas y parte de la raíz). En la composición química de las moras encontramos glucosa, fructosa, albuminoides, pectosa, ácidos orgánicos, gomas y materias naturales que le dan a la planta su particular coloración.

 

Muchas personas consumen los frutos del moral por su efecto laxante. El moral también es un excelente anti-inflamatorio y un muy buen remedio en caso de faringitis. Como otras frutas, el fruto del moral también puede ser de gran ayuda para reducir la diabetes. Las moras también tienen un buen poder astringente.

 

La forma de consumo más rápida y sencilla del moral (sus frutos) es en estado silvestre: se toman las moras directamente del árbol y se las come. Con las moras también se pueden preparar exquisitas jaleas y mermeladas. Si queremos hacer una infusión a base de moras necesitamos un pequeños puñados de hojas de moral y un litro de agua. Después de calentar el agua con las hojas dejar reposar y filtrar. Beber un máximo de 3 tazas al día.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here