El espliego es una planta de crecimiento anual y de tipo leñoso. La altura promedio de esta planta medicinal está en torno al medio metro. El espliego también es conocido con el nombre científico de Lavandula spica. Las hojas de esta planta tienen forma alargada y son muy finas. El espliego da flores de color azul situadas en torno al tallo en proporciones uniformes. El cultivo de la planta de espliego, por otra parte, suele hacerse a través de semillas o trasplantando esta planta.

La época de floración ideal para el espliego es el verano. Si queremos recolectar espliego con fines medicinales tendremos que esperar, al menos, 2 años. Es que las bondades medicinales del espliego están concentradas casi exclusivamente sobre las partes florales de esta especie.

En la composición química de la planta de espliego se cuentan elementos linalol, geraniol, borneol y otros compuestos que aún no han sido identificados. Para aprovechar al máximo las virtudes de esta planta medicinal se debe realizar el secado a temperaturas no mayores a los 35 grados. La planta de espliego puede ser aprovechada por sus excelentes efectos sedante, hipotensor, diurético, espasmolítico y cicatrizante.

 

Una de las formas de preparación más difundidas para el espliego es la infusión. Aquellos que deseen preparar una infusión a base de espliego necesitarán unos 30gr de esta planta por cada litro de agua. El espliego también puede ser aprovechado en forma de aerosol (se pulveriza con agua). Para la preparación de aerosol de espliego se necesita 1gr de esta planta por cada 50cm3 de agua.  Con el espliego también se puede preparar un alcohol de excelente efectividad. Se debe preparar con igual cantidad de alcohol que de partes florales de esta planta. Esto se debe dejar macerar por unas dos semanas removiendo el recipiente de forma ocasional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *