La ajedrea fina es una planta medicinal que crece en forma de arbusto y se caracteriza por su textura áspera y rugosa al tacto. Conocida bajo el nombre científico de Satureja abovata, esta especie posee hojas enfrentadas en tamaños máximos de hasta 8mm. Cada una de las hojas de ajedrea fina tiene forma redondeada hacia los extremos y se une al tallo por medio de un rabillo extremadamente corto.

 

Las zonas en las que ajedrea fina se desarrolla con mayor facilidad incluyen terrenos áridos y tierras poco fértiles. El momento del año en el que la ajedrea fina empieza a florecer, por lo general, se sitúa sobre los meses de primavera y verano. Esta planta medicinal da unas flores de color blanco muy atractivas. Al probar las hojas de ajedrea fina se puede comprobar un sabor levemente picante. Aquellos que se dispongan a efectuar la recolección de ajedrea fina deben saber que lo que mejor se puede aprovechar en esta planta con fines medicinales son las hojas y las partes florales.

 

Las principales propiedades que vale la pena destacar en la ajedrea fina son las de tonificante, planta con efecto carminativo, antiespasmódico, digestivo y antiséptico. De igual manera, esta planta medicinal puede ser utilizada con gran éxito en casos de diarrea, problemas gastrointestinales en general y meteorismo (también sirve frente a problemas respiratorios). Para preparar una infusión de ajedrea fina se necesita una cucharada de planta medicinal (seca) por cada taza de agua que se vaya a preparar. Hay que hervir la mezcla por 5 minutos y dejar reposar. La esencia de ajedrea fina, que se puede adquirir en tiendas naturistas, es de mayor potencia. Con 4 ó 5 gotas de esta esencia por vez (en tres tomas diarias) es suficiente para aprovechar sus efectos medicinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *