El servato es una hierba medicinal que forma parte de la familia de las umbelíferas. Lleva el nombre binomial de Peucedanum officinale y posee una raíz de color muy oscura y fibrosa. El tallo del servato es bastante grueso y posee una gran cantidad de nudos a lo largo de toda su extensión. En cuanto a las hojas de servato, son de tamaño bastante ancho con forma lanceolada.

 

La zona de crecimiento natural para el servato son las laderas, y la época del año la primavera y todo el verano. El grueso de las propiedades medicinales del servato están concentradas en la raíz y el rizoma de esta planta (el tallo también posee algunos principios activos). Para conservar esta planta por más tiempo se la recolecta y se la pone a secar a menos de 60o (de esta forma no se eliminan sus poderosas propiedades). En la composición química del servato se cuentan sustancias como saponinas, diferentes esencias y glucósidos.

 

El servato es una especie que posee propiedades como expectorante, sudorífico, diurético, bálsamo y emenagogo. Al hacer una preparación medicinal a base de servato, de todas maneras, es necesario considerar que de excederse las dosis recomendadas puede llegar a ser bastante tóxica.

 

La decocción de servato se prepara con 15 gr de raíz de esta planta por cada litro de agua. Se debe hervir la mezcla por 5 minutos. Beber una taza al día, siempre antes de las comidas. Para hacer gárgaras de servato se debe adquirir un extracto con una concentración al 2% de esta hierba. El servato también puede ser aprovechado en forma de jarabe. Para prepararlo se necesitan la mitad de azúcar y la mitad de agua y una pequeña cantidad de raíz de manera tal que el preparado posea las propiedades de esta hierba medicinal. Se debe tomar una o dos cucharadas de jarabe todos los días.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *