El lino es una planta medicinal que tiene origen en las orillas del Nilo, aunque actualmente se lo cultiva en todo el mundo. Pertenece a la familia Linaceae y su nombre binomial es Linum usitatissimum L. Los tallos de lino son cilíndricos y bastante firmes. Pueden tener una altura de 70 cm a poco más de un metro. Las flores del lino son de color azul claro y poseen cinco pétalos, y tienen unos 2-4 cm de largo. El fruto es una cápsula que contiene en su interior unas 10 cavidades diferenciadas. En cada una de estas cavidades se aloja una semilla oscura y brillosa, de forma alargada y aplanada.

Del lino se aprovecha casi toda la planta. Los tallos son utilizados en la industria del tejido para hacer prendas de vestir, mientras que las semillas son utilizadas como alimento o suplemento nutricional. Se las consumen molidas o en forma de aceite.

 

El lino es una planta medicinal con efecto diurético, depurativo, laxante, emoliente, calmante, refrescante y anti-reumático. Las semillas de lino son muy apreciadas por su alto contenido en ácidos grasos omega 3. Además de estos ácidos grasos las semillas de lino contienen ácido prúsico, fibra soluble (en forma de pectina), provitamina A, vitamina B, D y E, y fitoesteroles.

 

En caso de reumatismo o de gota se pueden cocinar estas semillas por 15 minutos y agregarles solamente miel. En tratamientos de enfermedades gastrointestinales, diarrea, vómitos, inflamación de los riñones o irritación generalizada se recomienda tomar semillas de lino en remojo. Para prepararlas solamente se debe remojar una cucharadita de semillas de lino en un vaso de agua fría por la noche. A la mañana siguiente se las debe beber en ayunas. Proseguir este tratamiento por 3 ó 4 semanas.

1 Comentario

  1. Quiero dar las gracias por esta excelente material! Definitivamente, me interesa .He añadido su sitio web para estar pendiente de cuando publiques nuevo topico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here