La parnasia es una planta medicinal que posee una forma rizomática y crece horizontalmente y a ras del suelo. El nombre binomial de esta planta es Parnassia palustris. En su extremo superior la parnasia presenta una roseta de hojas organizadas en forma de corazón. Esta planta de efectos medicinales crece de forma usual a partir del mes de julio. La parnasia muestra preferencia por terrenos de gran humedad, como los bordes de arroyos y sitios cercanos a las montañas. Para alcanzar un desarrollo óptimo esta planta debe tener condiciones de luz propicias (en este caso, de sombra), con temperaturas frescas y suelos un tanto pantanosos. El pH de los suelos que prefieren estas plantas es levemente ácido (con un pH situado entre 4.5 y 7.5). Asimismo, estas plantas muestran predilección por los suelos pobres en elementos como el nitrógeno.

Al momento de la recolección, con fines medicinales se aprovechan casi todas las partes de la parnasia. En primer lugar se la pone a secar para, en una segunda instancia, ponerla a secar. Los efectos medicinales más aprovechados de la planta de parnasia son como cicatrizante, astringente y anti-diarréico, tanto en usos internos como externos.

 

La forma de administración más conocida de la planta de parnasia es en decocciones. Se utilizan unos 30-40 gr. de esta planta por cada litro de agua. Se la lleva a hervor por algunos minutos y, una vez esté frío, se cuela el contenido y se lo bebe. Se recomienda tomar entre 2 y 3 tazas al día (puede ser después de cada comida importante).  También se puede aprovechar la parnasia en forma de polvo. En esta presentación se la puede aplicar directamente en heridas externas para coadyuvar en el proceso de cicatrización. Al mismo tiempo, puede ser aprovechada en lavados bucales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here