Pequeño arbolito muy ramificado, con tallos herbáceos cubiertos de hojas opuestas. En las axilas se forman verticilos impares compuestos de pequeñas flores blancas. Los frutos son tetraquenios. Toda la planta es aromática.

Con fines medicinales se recogen las sumidades, al comienzo de la floración. Se secan en capas finas a la sombra o en secadero a 35º. Contienen taninos, principios amargos, saponinas, antisépticos vegetales y un aceite esencial cuya base son el timol y el carvacrol. Otros terpenos son el borneol, el genanilo, el linalool y el a-pineno. También contiene flavonoides como la apigenina y la luteolina, ácidos polifenólicos como el ácido cafeico, el ácido ursólico o el rosmárico.

Tradicionalmente, el tomillo se ha utilizado por vía oral en la bronquitis, tosferina, artritis, dispepsia, gastritis, diarrea, flatulencia, alteraciones de la piel, diurético y desinfectante urinario y estimulante del apetito.

Tópicamente se utiliza para la estomatitis y halitosis. Forma parte de muchas formulaciones de colutorios y linimentos y de lociones para el tratamiento de la alopecia areata

En la industria alimentaria se utiliza como condimento, y en la de cosmética se utiliza en jabones, pastas dentífricas y perfumes.

Después de su administración oral, el timol se absorbe rápidamente por el tracto digestivo siendo su semi-vida plasmática de unas 10 horas. Se metaboliza a sulfato y a glucurónido. Los extractos de tomillo tienen una modesta actividad antimicrobiana, son activos frente a algunas cepas de Candida y potencian los efectos antifúngicos de la amfotecina B. El timol, por su parte es activo frente a Trichophyton rubrum, Trichophyton mentagrophytes, Microsporum canis, Epidermophyton floccosum, y Epidermophyton stockdale, hongos causantes de la onicomicosis. También se ha observado una cierta actividad antivírica frente a los virus sincitiales y de la influenza A

El tomillo y sus aceites esenciales tienen actividad antioxidante y de acuerdo con algunos estudios preliminares mejorarían la disfunción endotélica vía producción de óxido nítrico. Otras investigaciones sugieren que el tomillo tiene efectos antiagregantes plaquetarios, anti-espasmódicos y anti-inflamatorios. Localmente, el tomillo acelera la cicatrización de heridas.

El tomillo afecta a las enzimas metabolizantes de algunos xenobióticos. Así, parece inducir la 7-etoxicumarina-O-desetilasa (ECOD), la glutation-S-transferasa (GST) y la quinina reductasa

La infusión preparada a razón de una cucharadita por cada taza de agua es resolutiva y calma la tos. Actúa como calmante y es desodorante. La esencia de tomillo, rica en timol se emplea en odontología y en cosmética.

Cuando se utiliza por vía oral o tópicamente, en dosis apropiadas el tomillo no es tóxico. El aceite de tomillo, convenientemente diluido ha sido utilizado durante más de 7 meses sin ningún efecto secundario

El tomillo se emplea como aderezante culinario y también entra a formar parte de algunos licores a base de hierbas.

Un comentario

  1. gregoria

    octubre 22, 2015 en 5:24 am

    Uso el tomillo e hinojo en tes cada dia…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *