La cardencha es una planta medicinal que pertenece a la familia de las Dipsacáceas. Es una especie a la que, en el mundo científico, se la conoce por el nombre binomial de Dipsacus fullonum L. Crece de forma bienal y puede alcanzar alturas máximas de 2 metros. El tallo de la planta de cardencha es bastante rígido y está cubierto, en gran parte de su extensión, de aguijones punzantes. Las hojas de la planta de cardencha tienen forma de roseta con pecíolos bastante cortos. Al segundo año de crecimiento de la planta la cardencha modifica la cualidad de sus hojas, formando una copa bien pobladas de hojas lanceoladas que aparecen unidas desde la base de la planta. En cuanto a su floración, la cardencha agrupa flores de color violeta en capítulos bastante grandes. El tamaño de cada una de las flores de la cardencha puede alcanzar los 8 cm.

Entre las múltiples propiedades medicinales de la cardencha vale la pena mencionar tres de los usos más frecuentes. La cardencha es un muy buen diurético, tiene propiedades de efecto sudorífico y funciona como excelente aperitivo. Para aprovechar las propiedades de la cardencha como diurético se recomienda preparar una infusión de esta planta con 30 gr. de raíz de cardencha por cada litro de agua que se vaya a utilizar. Después de hervir la mezcla hay que filtrar y dejar reposar. Se toman 3 tazas diarias. Esta misma preparación también puede ser utilizada para aprovechar sus propiedades como sudorífico (recurrir a esta infusión en caso de tos, dolor de pecho y catarro fuerte). Si se desea utilizar la infusión de cardencha como aperitivo, en cambio, se debe tomar la preparación descrita más arriba unos 10 minutos antes de cada una de las comidas principales del día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *