Inicio Hierbas diarrea La hipocístide y sus usos curativos

La hipocístide y sus usos curativos

0
51

La hipocístide es una planta que cae bajo la clasificación de los parásitos de origen vegetal, dado que se alimenta de otras especies. Esta planta presenta una altura que no supera los 5 cm de alto y está recubierta a lo largo de toda su extensión por escamas de diferentes colores. Las hojas de la hipocístide pueden ser pequeñas o más grandes (las pequeñas son de color amarronado).

 

A pesar de que se desconocen las características químicas de la hipocístide hace cientos de años que es utilizada por diferentes poblaciones con gran éxito. Muchos le atribuyen propiedades anti-depresivas y contra los venenos, aunque probablemente solo se trata de teorías infundadas.

 

La flor de la planta de hipocístide empieza a aparecer en los meses de primavera y es de color azafrán. Los frutos de la planta hipocístide, por lo demás, son de una gran carnosidad y son transparentes (su consistencia es una tanto pegajosa). Para aprovechar al máximo todas las propiedades de la hipocístide es necesario recolectar esta planta en su período de plenitud (primavera) y no desecarla (utilizándola de inmediato en la preparación de nuestro agrado).

 

Las propiedades más importantes de la hipocístide son sus efectos como astringente, emenagogo y anti-diarreico. Una de las formas de consumo de la hipocístide más prácticas es como zumo. Para hacer un zumo de esta hierba simplemente hay que prensar esta planta en estado fresco. A partir de la hipocístide también se puede preparar una decocción de excelente poder medicinal. Se deben utilizar unos 100 gr de esta planta por cada litro de agua. Llevar a hervor por 10 a 15 minutos, apagar el fuego y dejar reposar otros 10 minutos. Luego se debe filtrar la planta y beber. La cantidad recomendada es de una taza al día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *