La achicoria es una planta muy común en los bordes de los caminos  y terreno secos de Europa y América, aunque su mayor producción es en Italia. Es una fuente de provitamina A, vitaminas del grupo B, B1, y folatos. También contiene minerales como el calcio, el potasio, o el magnesio.

Esta hierba posee glúcidos que ayudan al hígado a que realice sus funciones correctamente, al mismo tiempo que sus principios amargos actúan estimulando todos los procesos digestivos, y aumentando la secreción de jugos gástricos, por lo que resultaun buen tónico estomacal, y al aumentar la producción de jugos gástricos, también aumenta la sensación de hambre siendo muy indicada para problemas de anorexia y anemia, por su alto contenido en hierro.

Asimismo, Cuando se toma infusiones ayudan a curar muchas dolencias causadas por alteraciones metabólicas como las flatulencias, los dolores de vientre, sensación de llenura y dolores de cabeza.

 

La achicoria fluidifica la sangre y ayuda a que esta circule mejor, ayudando también a eliminar el colesterol y la grasa que pueda haber en ella. Elimina también las toxinas de la sangre ayudando en el tratamiento de angina de pecho.

 

La infusión de la raíz de achicoria combinada con flores de borraja, se utiliza  como potente sudorífico, diurético y laxante suave. De esta manera, es una planta muy indicada para adelgazar y mantener la línea, ya que su mayor contenido es el agua y sólo posee unas 13 calorías por 100g.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *