Inicio Hierbas circulacion Hamamelis como antimicrobiano

Hamamelis como antimicrobiano

0
58

Las plantas medicinales de efecto antimicrobiano son realmente efectivas para levantar barreras contra la transmisión de enfermedades e infecciones a partir de bacterias y microbios. El hamamelis, por ejemplo, es un arbusto con esa propiedad que crece hasta alcanzar tamaños de 7 metros de altura. Esta planta, también conocida con el nombre científico de Hamamelis virginiana, posee hojas pecioladas de crecimiento alterno. Las hojas de esta planta medicinal son enteras y ovales, con base de tipo asimétrico y varias indentaciones.

 

Las flores que da la planta de hamamelis poseen varios pétalos de color amarillento y unos frutos en forma encapsulada. La época de floración tradicional para la planta de hamamelis se concentra en los meses de otoño, cuando el arbusto se desprende de casi todas sus hojas. Con fines medicinales lo que más interesa del hamamelis son sus hojas. Es importante recolectarlas en el verano (hay que hacerlo antes de que empiecen a oscurecerse).

 

En la composición química del hamamelis se cuentan elementos como el ácido gálico, el ácido caféico, miricetina, quercetina, kampferol y variedad de taninos. Los principales efectos que se conocen del hamamelis son los de astringente, agente antimicrobiano, vasoconstrictor y remedio para casos de dermatitis y afecciones dérmicas en general. El hamamelis también es muy útil para promover la circulación sanguínea, por lo que da muy buenos resultados en casos de hemorroides, várices y flebitis.

 

Las formas más prácticas para hacer uso de los beneficios del hamamelis son la tintura (se toman 3gr diarios), el extracto en polvo (1gr al día), el extracto fluido (hasta 4gr diarios) y la infusión. Para preparar una infusión con hamamelis necesitamos 4gr de hojas de esta planta por cada taza de agua. Llevamos a hervor por 10 minutos, dejamos infusionar, y quitamos todos los restos de planta.

  • Plantas que combaten las varices

    Las várices son aquellas venas que se presentan abultadas por debajo de la piel (en miembr…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *