La inmensa fama de las fresas salvajes debido a sus facultades médicas tiene comienzo en la antigüedad, cuando los romanos las consumían para purificarse y por sus cualidades refrescantes. Aunque son un tanto complicadas para cultivar, la hierba representa un excelente remedio en tratamientos naturales, sin dejar de lado su especial y delicioso sabor.

La planta representa un gran remedio natural y su uso está en algún lugar entre la mesa de los postres y la medicina, pero también puede causar reacciones alérgicas graves. Los pequeños puntos amarillos que cubren la fruta (las semillas de la misma) son los que dan a la planta su poder terapéutico.
Si no existe ninguna reacción alérgica evidente, la fresa puede ser utilizada en el tratamiento de enfermedades de la piel tales como el acné, la dermatitis, y la psoriasis, ya que acelera los procesos de curación. El tratamiento tiene un efecto secundario positivo de desintoxicación del cuerpo, ya que las fresas ayudan a eliminar toxinas a través de tres vías diferentes: la orina, el sudor y las heces.

Un buen jugo preparado de fresas puede ser recomendado para el tratamiento de trastornos hepáticos como la hepatitis (crónica o aguda) y la cirrosis. Lo ideal es beber el jugo con el estómago vacío unas 3 veces al día; así, se estimula la actividad del hígado y la renovación de las células hepáticas.
Condiciones como la diabetes, gota y niveles altos de colesterol pueden ser prevenidos también con el jugo de fresa, y los resultados son aún mejores si esto viene acompañado por una dieta vegetariana.

Lo mejor de esta fruta maravillosa es la facilidad con la cual puede ser consumida debido a su excelente sabor. Si es incluida dentro de postres, sus propiedades terapéuticas pueden ser mantenidas y se puede disfrutar, al mismo tiempo, de un delicioso manjar.

Un comentario

  1. Elena

    marzo 19, 2013 en 8:25 pm

    Gracias interesante comentario.. me gustaría contactar con especialistas de cultivo de fresas!! un saludo y Enhorabuena por tu página!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *