El arándano negro es una especie que crece en forma de arbusto pequeño y que posee ramas y raíces más bien cortas. El nombre científico que le corresponde a esta especie es el de Vaccinium uliginosum. Las hojas de arándano negro son muy pequeñitas y tienen forma ahuevada. Estas hojas se sostienen de la planta únicamente por un pequeño rabillo.

 

Las flores que da la planta de arándano negro crecen exclusivamente a partir de las ramas del arbusto. El arándano negro siempre crece en laderas de montañas y sitios con muy bajo porcentaje de cal. La época de florecimiento para el arándano negro coincide con los meses de primavera. Si se desea recolectar el arándano negro con fines medicinales se recomienda recolectar especialmente el fruto que da esta planta.

 

El fruto de la planta de arándano negro es una baya de color azul oscuro y sabor dulce. En la composición química del arándano negro se cuentan buenos porcentajes de azúcar invertido, ácido málico y ácido tánico. Entre las propiedades que vale la pena mencionar del arándano negro es necesario destacar las de astringente, remedio antidiarreico, digestivo natural y antiséptico de alto espectro. Si bien el arándano negro puede ser consumido crudo en estado silvestre también se pueden aprovechar las virtudes de esta planta en sencillas preparaciones.

 

Si queremos hacer una maceración a base de arándano negro tendremos que dejar macerar los frutos de esta planta en un vino tinto de buena calidad. El resultado de esta maceración (una tintura de sabor dulce) puede ser utilizado en todo tipo de afecciones estomacales. Otra forma de aprovechar las cualidades del arándano negro es en forma de zumo. Al zumo que se obtiene de prensar y exprimir estos frutos se le puede agregar un poco de azúcar para realzar un poco más su sabor y hacer más agradable la ingesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *