El pygeum es un árbol de hoja perenne originario de África, del cual se emplea la corteza. Posee en su cáscara, entre otros componentes, un complejo lípido-esterólico constituido por ß-sitosterol libre y glicosilado, n-dodecanol y n-tetrasconasol, que actúan atenuando los síntomas presentados por la hiperplasia benigna de la próstata y por ello viene siendo estudiado como un ingrediente poderoso para algunos suplementos naturales que sirven para prevenir o tratar estos casos, así como promover la salud sexual del hombre.

Gran parte de la investigación sobre sus beneficios se ha enfocado hacia el tratamiento de la hipertrofia benigna de la próstata. Su posible interés en este tratamiento se detectó a raíz de las observaciones de que ciertas tribus africanas utilizaban ya el polvo de la corteza de diversas plantas, entre ellas las procedentes de esta especie, para mejorar las micciones difíciles en personas de edad avanzada. El pygeum posee propiedades antiedemas, disminuye los trastornos miccionales asociados al adenoma benigno de próstata: la poliaquiuria, la urgencia miccional y la nicturia.

Asimismo, es antiinflamatorio y presenta una acción regeneradora del epitelio secretor prostático: restablece la función secretora de la glándula. En numerosos estudios se ha demostrado que el pygeum ha mejorado notablemente casos de alargamiento de próstata y prostatitis (inflamación de la próstata), sin efectos secundarios aparentes.

También es un coadyuvante en tratamientos de esterilidad masculina, ya que promueve el aumento de la capacidad de erección y la producción de esperma. También estimula la secreción prostática y ayuda a mantener saludable los testículos y las vesículas seminales.

 

3 valoracion de 1 lectores

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here