El empeine es una hierba medicinal que crece a ras del suelo y está compuesta por una serie de pequeñas hojas de forma lobular y color verdoso. Las hojas de esta especie, también conocida como Marchantia polymorpha, son bastante jugosas y tienen una composición más bien carnosa. Esta especie crece en todo tipo de terrenos, pero muestra preferencia por tierras con altos índices de humedad y buena sombra.

 

Esta planta medicinal carece de flores. Su reproducción, por otra parte, se vale de propágulos (lo que le da a la planta su particular orientación y la lleva hasta el suelo). El empeine es una especie de gran utilidad para resolver todo tipo de problemas de salud (da muy buenos resultados como remedio casero). El empeine ha sido utilizado desde épocas inmemoriales como remedio de uso externo (se lo aplicaba en la parte del pie que le da nombre, para aliviar todo tipo de hinchazones e inflamaciones). En forma de emplasto (uso externo), el empeine sirve para detener hemorragias, curar heridas y sanar pies adoloridos.

 

El empeine es una planta medicinal que, además, tiene variados usos internos. La infusión que se prepara a base de esta planta medicinal, por ejemplo, sirve como remedio para todo tipo de problemas hepáticos. Es así como una infusión de empeine puede aliviar desde una ictericia hasta otros problemas de salud asociados a fluidos como la bilis. Para preparar la infusión de empeine se necesita un puñado de esta planta por cada litro de agua. Hay que llevar a hervor por unos 10 minutos y dejar reposar algunos minutos más. Finalmente solo resta colar lo que quede de la planta (no deben quedar partes sólidas en la bebida) y se sirve. Se recomienda tomar alrededor de tres tazas diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *