Inicio Hierbas problemas de piel Efectos medicinales del aro

Efectos medicinales del aro

0
228

El aro es una planta perenne que crece en forma de tubérculo y es conocida con el nombre binomial de Arum italicum. La planta de aro posee diferentes flores agrupadas en la base de la planta. Dichas flores poseen un aroma un tanto desagradable para las personas (pero que inexplicablemente resulta de un gran atractivo para los insectos). El aro, por lo general, florece recién con la llegada de la primavera.

 

El rizoma de aro posee una gran proporción de féculas. Al consumir esta planta en usos internos es necesario tomar varias precauciones dado que se trata de una especie de alta toxicidad. Si sometemos la raíz al calor, sin embargo, veremos que la mayor cantidad de los componentes tóxicos se evaporan casi por completo. En las hojas de aro hay una buena proporción de saponinas glucosídicas.

 

El aro es una planta medicinal muy utilizada para tratar quemaduras, callos, verrugas, panadizos y otras enfermedades de la piel. Durante siglos se prepararon diferentes pomadas y cremas en base a esta planta medicinal. Hay quienes afirman que para aliviar una quemadura de manera casi instantánea nada mejor que aplicar una hoja fresca de aro. Esta planta también era muy utilizada para curar las úlceras que no se iban de ninguna otra forma. Para hacer una cataplasma con esta planta medicinal se debe machacar un trozo de rizoma de aro en un mortero y aplicar la pasta resultante en la afección externa (puede mejorar notablemente tanto callos, como verrugas y ampollas). Después de aplicarlo se debe proteger el lugar con una venda. La aplicación se renueva dos veces por día. Recordar que esta planta medicinal nunca se consume de forma interna (en caso de ingestión accidental se recomienda vaciar el estómago y los intestinos).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *