Inicio Hierbas cicatrizantes Curaciones naturales con clavo

Curaciones naturales con clavo

0
84

Los usos y propiedades del clavo hacen de esta especie una de las más interesantes para todos aquellos que busquen aplicaciones medicinales en el reino vegetal. El clavo es una planta también conocida bajo el nombre científico de Eugenia caryiophyllata. Esta especie forma parte de la familia de las mirtáceas y posee flores con cinco pétalos cada una. La zona de crecimiento típica para la planta de clavo son los valles, laderas y tierras húmedas con una tierra rica en componentes minerales de todo tipo.

clavoplanta

La época de florecimiento típica para esta planta medicinal se concentra en los meses de verano. Si nos fijamos en la composición química de la planta de clavo encontraremos una buena cantidad de componentes como cariofileno, aceites esenciales, eugenol, pineno, cariofilina y salicilato de metilo. Entre los usos medicinales que cabe destacar en esta especie los más importantes son los de cicatrizante, antiséptico, carminativo, y remedio general en caso de afecciones dérmicas (como ulceraciones y problemas en la piel).

 

Existen numerosas modalidades para aprovechar una planta como el clavo con usos medicinales. Las más importantes son en forma de infusión, tintura y esencia. La infusión de clavo se prepara con solo 10gr de hierba medicinal por cada litro de agua. Después de hervir esta mezcla por unos 10 minutos podemos reservarla para beber. La dosis recomendada es de hasta 3 tazas por día. Para obtener beneficios con la toma de tintura de esta especie, por otra parte, necesitamos tomar entre 1 y 3 gotas al día (se pueden repetir las dosis hasta 3 veces). La esencia de clavo, además de ser buena en usos internos puede ser aplicada de forma exterior en una amplia variedad de afecciones (para ello hay que utilizar una gasa limpia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *