Conoce la tapsia

0
151

La tapsia es una poderosa planta medicinal cuyo nombre binomial es Thapsia garganica. Se trata de una hierba perenne que tiene una raíz bastante gruesa y tallo elevado que puede superar con facilidad el metro y medio de altura. El tallo de la tapsia está poblado de flores amarillas y cuenta con hojas basales divididas en segmentos muy finos. Es una planta que crece de manera predominante en matorrales en los meses que van de mayo a junio (época de florecimiento). El momento de recolección ideal para la tapsia es durante el verano, época del año en la que las flores de esta planta se secan de forma natural. El nombre de la planta de tapsia tiene origen en la isla de Thapso, sitio en el que se la encontró por primera vez.

Al momento de la recolección la tapsia es una planta que puede generar bastantes inconvenientes, dado que tiene la característica de generar erupciones y pústulas en la piel (especialmente por las resinas que tiene, que son bastante irritantes para la piel humana). En su composición química hay resinas, ácidos y esencias aromáticas. La planta de tapsia posee diferentes usos y aplicaciones. Algunos de los usos de la tapsia en medicina casera, sin embargo, deben ser seguidos bajo la supervisión de un experto, dado que se trata de una hierba medicinal de difícil manipulación.

 

En usos internos la tapsia puede ser administrada como purgante fuerte, pero es necesario tener en cuenta que posee numerosos efectos secundarios (razón por la que se ha discontinuado su uso con estos fines en casi todo el mundo). Las aplicaciones externas de tapsia, por lo demás, están concentradas en la utilización de emplastos. Los emplastos de tapsia son de enorme efectividad para mejorar problemas ciática o lumbago. De esta manera actúa como revulsivo, disolviendo todo tipo de neuralgias y problemas articulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *