Inicio Hierbas diabetes Cebada como diurético natural

Cebada como diurético natural

0
180

La cebada es una planta que crece de forma anual y pertenece a la familia de las gramíneas. El nombre binomial de esta especie es Hordeum vulgare, y suele alcanzar hasta 1 metro de alto. Los tallos de la planta de cebada presentan una gran cantidad de fístulas. Es una planta de hojas lineales e incluye una espiga de naturaleza tetrágona. La cebada ya era consumida como alimento principal por las civilizaciones más antiguas de nuestro planeta.

 

Según la variedad de que se trate, la cebada puede empezar a florecer en invierno, primavera o verano (según las características de cada zona y el momento de inicio de la siembra). Con fines medicinales se utiliza especialmente la semilla de esta planta. Al germinar, las semillas de cebada producen un alcaloide conocido como hordenina. Esta hierba posee una buena proporción de ácidos grasos de buena calidad, enzimas, minerales (como calcio, hierro y magnesio, entre otros) y sales naturales. La cebada es conocida en todo el mundo como un excelente alimento con efecto diurético. Asimismo, hay investigaciones que indicarían un posible efecto regulador del azúcar en sangre (algo de especial interés para pacientes con diabetes). A partir de la cebada se prepara un sabroso café muy parecido al común y sin los efectos perjudiciales de este último. La cebada también es un muy buen anti-diarreico.

 

El uso medicinal de la cebada más difundido es en forma de decocción. Para hacer una decocción de este cereal hay que utilizar 20 gr de cebada por cada litro de agua y calentar por un mínimo de 5 minutos. En polvo se puede utilizar en forma de malta. Se recomienda consumir entre 5 y 20 gr al día. Con la cebada también se producen aceites y harinas  que pueden ser aplicados de forma externa con excelentes resultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *