La cardencha es una planta medicinal que forma parte de la familia de las dipsacáceas y recibe el nombre binomial de Dipsacus fullonum. Por sus características la cardencha puede ser clasificada como planta bienal. La raíz de esta especie, por lo demás, es muy similar a la del nabo. La forma de crecimiento de esta especie es con orientación vertical. El tallo de cardencha, por lo demás, puede alcanzar alturas de alrededor de dos metros.

 

Las hojas de cardencha se caracterizan por ser bastante grandes y muy rugosas. La zona de crecimiento típica para la cardencha son los lugares más bien húmedos. Esta especie florece casi exclusivamente en el verano. Con fines medicinales la parte que más se aprovecha de la planta de cardencha es la raíz. Debe ser recogida a tiempo y ser puesta a secar de inmediata (de esta forma se conservan todas sus propiedades).

 

La composición química de la planta de cardencha, por otra parte, es algo que todavía no ha sido plenamente dilucidado. Las propiedades más importantes de la planta de cardencha son las de diurético, aperitivo y sudorífico.

 

Una de las características de la planta de cardencha por la que muchas personas se rehúsan a consumirla es la cantidad de gusanos que se alojan en el interior de esta especie. Se trata de pequeños parásitos que tienen la propiedad particular de aliviar todo tipo de síntomas. Para preparar una decocción a base de cardencha debemos utilizar alrededor de 10gr de esta planta por cada 2 tazas de agua que vayamos a preparar. Lo mejor en el caso de la cardencha es beber varias tazas administradas de forma uniforme a lo largo de toda la jornada. La bebida a base de cardencha puede ser almacenada en la heladera por hasta dos días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *