Inicio Hierbas antioxidantes Características del pebrazo

Características del pebrazo

0
104

El pebrazo es un hongo medicinal que crece de forma natural en zonas montañosas en las que predomina la oscuridad. Por lo general crece debajo de árboles de gran tamaño como robles y castaños y se presentan en grupos de a varios. El nombre binomial de este hongo medicinal es Lactarius piperatus. El hongo pebrazo pertenece a la familia Russulaceae y puede medir hasta 20 cm de diámetro. El color de esta especie de hongos es blanco o amarillo pálido. En su exterior no tiene nada de vello. El período de recolección de este hongo medicinal es el verano (aunque estas setas aparecen desde fines de primavera).

La base del hongo pebrazo está formada por el micelio, que forma a su vez una serie de pequeñas hebras por debajo de la tierra. El sombrero de este hongo medicinal está cargado de esporas, situadas de forma radial y con un espesor bastante delgado. Dicho sombrero es de estructura carnosa aunque bastante quebradiza.

 

El hongo pebrazo no viene acompañado por ningún tipo de flores y posee unos pocos usos medicinales. Antiguamente, el pebrazo era muy empleado para combatir la gonorrea y como antibiótico general. Poco tiempo después pasó a ser sustituido por preparaciones medicinales que actuaban con una mayor eficacia. Además, posee efecto antioxidante. El pebrazo es un hongo medicinal que no se suele consumir directamente porque posee un sabor notablemente picante (razón por la que puede traer irritación en las mucosas y en el tracto digestivo).

 

Para quitarle el sabor picante al hongo pebrazo es necesario hervir este hongo en un litro de agua. Así se pueden eliminar todos los inconvenientes que generaría el comerlo crudo. En caso de hacerlo asado es necesario cocinarlo a fuego muy bajo para evitar que se queme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *