La siempreviva mayor es una especie de aspecto brillante y gran tersura. El nombre binomial que recibe esta especie es el de Sempervivum tectorum. Esta planta crece de forma natural en muros y tejados de distintas partes del mundo. La época de floración de esta planta se sitúa en torno a los meses de verano. Si vamos a recolectar esta planta con fines medicinales debemos buscar especialmente las partes áreas de esta especie.

 

Algunos de los elementos químicos que podemos encontrar en la composición química de esta planta con usos medicinales son el ácido málico, diferentes resinas, taninos, mucílagos, ácido fórmico y malato cálcico. Esta planta medicinal está especialmente indicada en casos de cistitis, faringitis, retención de líquidos. La siempreviva mayor es una especie muy valorada en todo el mundo por su excelente poder vulnerario. En algunas partes del mundo esta especie es muy apreciada por su poder curativo de dolores menstruales, heridas, quemaduras, ulceraciones y problemas de la vista. También es un muy buen diurético, antiséptico y remedio astringente.

 

La siempreviva mayor es una planta medicinal que puede ser aprovechada tanto en usos internos como en diferentes aplicaciones de uso externo. Si queremos beneficiarnos con esta planta en usos internos debemos utilizar una cucharadita de planta en seco por cada taza de agua que vayamos a preparar. Esta mezcla debe ser llevada a hervor por alrededor de 10 minutos y, seguidamente, ser filtrada. Antes de beberla es bueno dejarla reposar por unos 10 ó 15 minutos más. La dosis recomendada de esta bebida está en torno a las 2 ó 3 tazas al día. En uso externo esta planta se puede aprovechar en forma de gargarismos. Es necesario machacar las hojas frescas de la planta y preparar un jugo fresco (debe ser aprovechado en los próximos minutos, por lo que no conviene almacenarlo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *