Inicio Hierbas cicatrizantes Bondades de la higueruela

Bondades de la higueruela

0
46

La planta de higueruela alcanza con facilidad hasta un metro de altura y es de carácter perenne. La higueruela también es conocida por el nombre de Psoralea bituminosa. Los tallos de esta planta se renuevan de forma anual y poseen muy pocas hojas. Las flores de la planta de higueruela, por otra parte, son de color azul. Esta especie crece de forma predominante en bordes de ríos y tierras bajas. Según los que conocen el gusto de la higueruela, el sabor de esta planta es muy similar al que tienen las legumbres cuando ya están cocidas, con algo ligeramente amargo (no es muy agradable al paladar).

 

La época de florecimiento de la higueruela es a partir del mes de abril, desarrollándose a lo largo de toda la primavera. Si planeamos recolectar esta planta con fines medicinales tenemos que saber que lo más importante son las hojas de la planta (hay que arrancarlas con mucho cuidado, dado que poseen un tallo frágil en extremo). Para incrementar la conservación de la higueruela se recomienda guardar esta planta en un frasco hermético, a reparo de la luz y las corrientes de aire. Una de las sustancias más importantes en la composición de la higueruela es el psolareno (este elemento solidifica a temperatura ambiente).

 

Las principales virtudes que se le conocen a la higueruela son las de cicatrizante, astringente y vulnerario. Es una planta excelente para sanar heridas, llagas y todo de picaduras de insectos (se aplica casi exclusivamente de forma externa en forma de compresa). Para preparar un cocimiento para partir de higueruela se necesita un puñado de hojas de esta planta y medio litro de agua hirviendo. Después de calentar por un buen rato se deja entibiar. Aplicar una compresa con un paño limpio de este cocimiento sobre la zona afectada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *