La acedera es una planta medicinal de tamaño mediano (no alcanza alturas superiores a 1 metro) con raíces muy finas. El nombre binomial que se le ha asignado a esta planta es el de Rumex acetosa. Las hojas más bajas de esta planta están sostenidas por un tallo fino que va disminuyendo en grosor y tamaño a medida que va ascendiendo hasta desaparecer de manera casi total. Esta planta suele florecer especialmente en primavera y en el verano. Crece de manera predominante en prados, orillas y sitios en los que predomina la hierba fresca.

images-52

En el trabajo de recolección de acedera se muestra un especial interés sobre las hojas y la raíz de esta planta. Esta planta siempre debe ser secada al sol para maximizar su conservación. La planta de acedera tiene una alta proporción de oxalatos, taninos, quercitina, antraquinonas, hierro y vitamina C (por su elevado contenido en vitamina C se sabe que es una de las mejores plantas medicinales a la hora de combatir al escorbuto). La acedera es una planta con excelente poder aperitivo y efecto diurético. Al mismo tiempo posee un efecto de laxante suave. La acedera también es anti-anémica, remineralizante, mucolítica y descongestiva.

 

A partir de la acedera se preparara una poderosa sal de acederas que sirve para quitar manchas. Para consumo humano, sin embargo, se recomienda la presentación en polvo, la realización de una infusión o de un vino. Para hacer un vino de acedera se deben tomar 15 gr. de raíz de acedera por cada litro de vino y dejar macerar durante siete días. Filtrar y beber el líquido resultante. La infusión de acedera, por otra parte, se hace con una cucharadita de esta planta por cada taza de agua que se vaya a consumir. Se deben beber dos tazas al día como máximo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *