El zurrón es una planta medicinal que posee una altura promedio en torno a los 3 metros. El nombre binomial por el que se conoce a esta especie es el de Chenopodium bonus-henricus. Las hojas de la base de esta planta son muy similares a las que podemos encontrar en otras especies como la espinaca; en tanto que las superiores son de forma triangular. El zurrón es una planta medicinal que posee flores muy pequeñas.

La mejor época del año para que se produzca el florecimiento de la planta de zurrón es en los primeros meses del verano. Al momento de la recolección de esta planta es muy importante reunir los tallos y las hojas (lo mejor es recogerlos lo más frescos posible). Los efectos medicinales más importantes que encontramos en la planta de zurrón son los de laxante, vulnerario y remedio contra los parásitos. El zurrón, además, es un muy buen cicatrizante para usar ante todo tipo de heridas. En algunas partes del mundo las hojas de zurrón se utilizan como reemplazo de las espinacas, consumiéndose en forma natural en ensaladas.

 

Para aprovechar las ventajas del zurrón la podemos preparar en ensaladas (cruda) o podemos agregarla en otros platos cocinándola (puede ser preparada con aceite o en guisos). Al preparar las hojas de zurrón en ensaladas debemos tomar la precaución de limpiar las hojas cuidadosamente, para evitar cualquier tipo de contaminación por suciedad. Por su elevada presencia en oxalatos esta planta está contraindicada en casos de gota o problemas renales. Otra forma para aprovechar la planta de zurrón es en cataplasmas. Para hacer una cataplasma de zurrón debemos machacar hojas frescas de esta planta y aplicarlas directamente sobre la herida que ocasiona molestias. Se comprobará un alivio del dolor casi inmediato.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *