El poligonato es una planta medicinal que posee raíces bastante profundas y recibe el nombre científico de Polygonatum odoratum. Esta especie posee un tallo bastante anguloso con hojas elípticas, de bordes enteros y parejas. Las flores de poligonato son muy atractivas a la vista y de color blanco verdoso. La zona de crecimiento típica para el poligonato son las tierras áridas y con un bajo porcentaje de humedad.

La época de florecimiento más usual para esta planta con fines medicinales es la primavera. El rizoma de poligonato —la parte más apreciable de la planta desde un punto de vista terapéutico— puede ser recolectado en cualquier momento del año. En la composición química del poligonato se cuentan sustancias como la asparagina, diferentes mucílagos y algunos glucósidos. Las principales propiedades medicinales de la planta de poligonato son las de analgésico, diurético, antidiarreico y remedio contra la diabetes. La planta de poligonato también es utilizada en distintas partes del mundo para resolver diferentes problemas de tipo intestinal.

Si queremos preparar una infusión a base de poligonato lo más recomendable es tomar solo un par de cucharadas de raíz de poligonato por cada medio litro de agua que se vaya a preparar. Después de llevar la preparación a hervor, dejar reposar por unos 15 minutos y filtrar. La dosis recomendada de poligonato va de 2 a 3 tazas al día (se recomienda tomar esta bebida con las comidas). Con el poligonato también podemos preparar una efectiva cataplasma. Se debe machacar el rizoma de esta planta hasta hacerlo puré. Aplicar la mezcla resultante en un lienzo limpio sobre la zona de piel afectada. El poligonato también sirve como ingrediente adicional en la preparación de diferentes licores (combinado con otras hierbas, como menta, canela y enebro).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *