El cilantro es una planta medicinal con una altura que promedia los 50cm y tiene un tallo recto de hojas divididas. Esta especie recibe el nombre binomial de Coriandrum sativum. Se trata de una planta que produce dos tipos de hojas diferentes. Las hojas de cilantro pueden ser superiores o inferiores y tiene un aroma bastante fuerte que va disminuyendo a medida que se van secando de manera natural.

 

La mejor época para la floración del cilantro es en los meses de primavera. Las flores que produce la planta de cilantro son de color blanco y constan de cinco pétalos bien diferenciados. En el fruto de la planta de cilantro encontramos aceites esenciales en proporciones variables. Algunos de los efectos medicinales que ejerce esta planta son los de anti-inflamatorio, antibiótico de origen natural, remedio en caso de problemas gastrointestinales  y carminativo. El cilantro es muy buen, también, en casos de dolor reumático agudo. Al administrar cilantro con fines medicinales, de todas maneras, es necesario actuar con cautela. Si se superan las dosis recomendadas se pueden desatar cuadros de convulsiones con todo tipo de efectos secundarios que pueden dejar huellas sobre el cuerpo.

 

Una de las formas de preparación clásicas para el cilantro es como infusión. Necesitamos alrededor de 25gr del fruto de esta planta por cada litro de agua que vayamos a preparar. Debemos dejar este fruto en contacto con un litro de agua hervida por unos 10 minutos. Después de que la infusión cobra una concentración adecuada se pueden retirar los restos de planta y servir. Tomar una taza al día (después de la comida más abundante de la jornada). A partir del cilantro también se puede preparar una efectiva tintura y se pueden confeccionar pomadas y lociones que se aplican sobre todo tipo de dolores reumáticos y dolencias en las articulaciones del cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *