La tuya articulada es una planta medicinal que puede alcanzar alturas superiores a los 6 metros y posee ramas bastante frágiles. El nombre binomial que le corresponde a esta especie es el de Tetraclinis articulata. Las hojas de la tuya articulada son muy pequeñas y poseen forma de escamas. Este árbol posee flores tanto masculinas como femeninas. Las zonas en las que crece de manera predominante son los barrancos, zonas desérticas y sitios lindantes con laderas. A pesar de que el árbol de tuya articulada procede del África puede crecer en otras partes del mundo.

 

La época de florecimiento de la tuya articulada se concentra especialmente en los meses de otoño e invierno. Si queremos recolectar tuya articulada con fines medicinales, por otra parte, lo mejor es arrancar solamente las ramas jóvenes de este árbol (dado que tendrán una mayor concentración de propiedades terapéuticas). Está comprobado que la parte más provechosa de la tuya articulada se concentra en la corteza del árbol: se trata de una resina de consistencia líquida con la que se pueden preparar todo tipo de remedios.

 

La tuya articulada es conocida en todo el mundo por sus excelentes atributos como emenagogo, expectorante y remedio antihemorroidal. Actualmente la tuya articulada también es empleada en la preparación de diferentes productos utilizados en la industria odontológica (como cementos para dientes).

 

Para preparar una infusión a base de tuya articulada necesitaremos una pequeña cantidad de resina de este árbol y un poco de agua. Después de hervir por unos 10 minutos debemos dejar reposar y beber. La resina de la tuya articulada también puede resultar especialmente provechosa en usos externos. Podemos hacer uso de esta planta en forma de emplastos (especialmente para casos de hemorroides y heridas con ardor o picazón excesiva).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *