La luisa es una planta medicinal conocida técnicamente con el nombre binomial de Lippia triphyla. Este arbusto puede alcanzar alturas de más de dos metros con gran facilidad. La luisa es una planta que posee hojas bastante alargadas que se enlazan al tallo en forma de nudos. Estas hojas, por lo general, se presentan en grupos de 3 ó 4 ejemplares. Como las uniones de esta planta entre las hojas y el tallo se realizan en forma directa la luisa es una especie que carece de pecíolo. En cuanto a su textura, las hojas de luisa son un tanto ásperas con nervaduras sobresalientes. Esta planta, por lo demás, deprende un aroma muy profundo similar al del limón.

La planta de luisa es originaria de América del Sur, aunque su cultivo ya se ha extendido a diversos países (valiéndose especialmente de formas de cultivo casero en jardines y macetas). Por su agradable aspecto y aroma actualmente se suele utilizar la planta de luisa como especie ornamental.

Lippia triphyla

La recolección de luisa se realiza de forma bianual, y se recolectan tanto las flores como las hojas de la planta. Hoy en día se sabe que las hojas de luisa poseen numerosas esencias de gran beneficio para el cuerpo humano (siendo una de las más importantes el citral). La planta de luisa tiene excelentes propiedades como carminativo, aperitivo, anti-histamínico, espasmolítico y relajante. A la vez, esta hierba medicinal puede ser utilizada libremente en casos de vómitos, gastritis, digestiones difíciles, meteorismo, dolor de cabeza y dismenorrea.

 

Una de las formas de uso más conocidas para la planta de luisa con fines medicinales es la infusión de luisa. Hay que hervir 15 gr. de esta planta (hojas y flores) en un litro de agua, retirar del fuego y colar. Después de dejar reposar por diez minutos se bebe (se recomienda tomar esta infusión por la mañana en ayunas y antes de ir a dormir).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *