Inicio Hierbas antiinflamatorias Beneficios de la escrofularia

Beneficios de la escrofularia

0
561

La escrofularia es una planta medicinal que posee tallo con forma cuadrada y hojas opuestas. Esta especie es conocida bajo el nombre binomial de Scrophularia nodosa. Los tallos de la escrofularia tienen terminaciones floradas de color amarronado. La zona típica de crecimiento para la escrofularia son los ambientes húmedos.

Esta hierba medicinal florece en verano. Para recolectar esta planta hay que esperar hasta la primavera, momento del año en el que las propiedades de esta especie alcanzan su máxima potencialidad. Es importante recoger tanto las hojas como el rizoma de esta especie. La composición química de la escrofularia incluye ácido cinámico, ácido butírico, flavonoides y saponinas. Esta planta posee numerosos efectos medicinales, pero los más importantes son los de diurético, anti-inflamatorio, remedio contra las hemorroides, hipoglucemiante y purgante natural. La escrofularia también es muy efectiva para efectuar lavajes de heridas con ulceración. Antiguamente a la escrofularia también se le atribuían algunas propiedades que rozaban con lo mágico (se creía que podía quitar todo tipo de tumores y bultos en distintas partes del cuerpo). Esto, finalmente, ha demostrado ser falso.

 

Para preparar una infusión a base de escrofularia necesitamos una concentración de esta planta del 4% en un litro de agua. Debemos dejar esta mezcla hirviendo por alrededor de 10 minutos y dejarla infusionar por algunos minutos más (por último filtrar y quitar los restos de planta). Se deben beber entre 2 y 3 tazas al día. El zumo de escrofularia, por otra parte, puede ser aplicado directamente sobre úlceras y hemorroides. Con la escrofularia también podemos preparar un efectivo cocimiento. Necesitamos unos 20gr de planta por cada litro de agua. Debemos dejar cocinar por unos 15 minutos y después dejar que tome temperatura ambiente. Este líquido también puede utilizarse para darse baños de asiento en caso de hemorroides de difícil recuperación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *