La candilera es una planta medicinal con una altura promedio situada en torno al medio metro, constituida por la combinación de varios tallos en forma simultánea. El nombre científico que le corresponde a la candilera es el de Phlomis lychnitis. Las hojas de esta planta medicinal crecen de forma abundante y se presentan de a pares. Se trata de hojas de forma estrecha y lanceolada, con una particular coloración blanquecina en toda su extensión.

 

Para tener un buen crecimiento la planta de candilera necesita de tierras calcáreas y de superficie llana. La época de florecimiento usual para la candilera está concentrada en los meses de primavera. Al tener flores de buen tamaño, la candilera llama la atención de todos los que la observan. Las flores de esta planta son de color amarillo, y poseen un cáliz tubular y corola de 3cm.

 

Las personas que se dedican a recolectar la candilera con fines medicinales, por lo general, recogen esta planta entera (aunque lo más beneficioso para el organismo son las hojas que da). Las principales aplicaciones medicinales de la candilera son las de astringente, cicatrizante y remedio contra las hemorroides. El nombre de esta planta proviene del hecho de que antiguamente se la utilizaba para encender la mecha de los candiles. Para ello empapaban una hoja seca de esta planta en aceite y la introducían en el candil para encender la mecha (dado que se trata de una hoja muy resistente).

 

Si queremos preparar un cocimiento a base de candilera necesitamos alrededor de 25gr de esta planta por cada litro de agua que vayamos a preparar. Debemos llevar a ebullición por una media hora, dejar reposar, filtrar y servir. Se aconseja tomar este cocimiento siempre por las noches, antes de ir a dormir.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *