Inicio Hierbas dolor Beneficios de la aristoloquia bética

Beneficios de la aristoloquia bética

1
83

La aristoloquia bética es una planta medicinal conocida en todo el mundo por tratarse de una especie con hojas perennes. Esta planta, que puede alcanzar alturas de hasta 3 metros, recibe el nombre binomial de Aristolochia baetica. La base de la planta de aristoloquia bética es de tipo leñoso. La parte que crece bajo tierra no muestra gran cantidad de ramificaciones en sus raíces.

 

Las hojas de esta planta medicinal siempre brotan a partir del tallo. Tienen forma de corazón y permanecen inmaduras durante gran parte del año. En cuanto a sus tallos, los de la aristoloquia bética crecen de forma retorcida y en variadas direcciones. Esta planta, por lo demás, es originaria de África.

 

Las zonas de crecimiento típicas para la planta de aristoloquia bética son los lugares con malezas y predominancia de suelo rocoso. La época de floración para esta especie está concentrada en los meses de invierno, aunque suele continuar durante varias semanas en la primavera. Cada una de las flores de la aristoloquia bética crece de forma individual, por debajo de una hoja de la planta.

 

La recolección de esta especie se lleva a cabo durante todo el año. Se trata de una planta medicinal cuyos principios activos están concentrados en la raíz. Esta planta medicinal es apreciada en todo el mundo por sus virtudes como antifebril, analgésico y emenagogo. Tiene la capacidad de provocar la menstruación (por lo que es útil en caso de amenorrea) y de aliviar todo tipo de dolores.

 

Para preparar una infusión a base de aristoloquia bética se necesita un trozo de raíz de esta planta por cada litro de agua que se vaya a hervir. Hay que dejar la mezcla en hervor por unos 10 minutos, dejar entibiar unos minutos más y proceder a su filtrado. La infusión de aristoloquia bética puede ser endulzada con algún producto natural. Beber 3 tazas al día.

Un comentario

  1. Otto Chuchi

    Enero 30, 2012 en 2:24 am

    la aristoloquina “es nefrotóxica y carcinogénica. Su ingestión se ha asociado a un cuadro clínico caracterizado por fibrosis intersticial renal rápidamente progresiva que conduce de forma rápida a la insuficiencia renal crónica, junto con la aparición de tumores uroteliales del tracto urinario superior.” (wikipedia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *