Sus flores de color amarillo crecen en zonas montañosas. La planta y sus rizomas son utilizados para la elaboración de ungüentos con características antiinflamatorias y analgésicas de gran poder.

Arnica-reparadora

Aplicaciones de la árnica

  • Golpes. Llenar un recipiente de cristal con la misma cantidad de rizoma de romero, de hipérico y árnica. Cubrirlo con aceite de oliva y dejarlo reposar tres semanas. Filtrar y aplicar en la zona dolorida. Esta loción promueve la curación de las contusiones.
  • Molestias de espalda. Sumergir los ingredientes de árnica, romero, lavanda y cantueso en alcohol etílico y dejar reposar  por tres semanas. Obtendremos un tónico que atenúa el dolor de cuello, hombros y espalda.
  • Huesos. Son conocidas las pomadas a base de esta planta, harpagofito y consuelda para aliviar la fatiga muscular, y soldar las fracturas. Acelera la curación de las torceduras y calma los dolores reumáticos.
  • Varices. La pesadez en las piernas y las arañas vasculares mejoran con un masaje en la zona a base de una pomada o gel que contenga extracto de árnica combinado con ingredientes como ciprés, hamamelis y castaño de indias.
  • Shock. Los especialistas homeópatas recomiendan la árnica en proporciones infinitesimales para restituir las funciones orgánicas tras un estado de shock.
  • Cabello. Algunos champús contienen este ingrediente por sus funciones potenciadoras del riego sanguíneo. La raíz del cabello y la piel circundante se mantienen en un alto nivel de nutrición.

Precauciones

La planta de arnica no debe tomarse ni aplicarse sobre las heridas abiertas o en proceso de cicatrización. Si aparece cualquier amago de dermatitis, hay que abandonar la aplicación.

Donde encontrar Arnica. Aquí puedes encontrar extractos de arnica y la planta seca a granel para hacer infusiones y decocciones: http://www.suplments.com/plantas-medicinales/arnica

6 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here