El muérdago es una planta semiparásita de la familia de las Lorantaceas, que crece en los grandes árboles. En la antigüedad era muy apreciado por los druidas y los pueblos celtas, por sus propiedades medicinales.

 

Cura úlceras de estómago y ciática; también se usa contra las várices. El té cura vómitos de sangre, flujos, calambres, convulsiones, tos, asfixia, enfermedades de los nervios, hemorroides, trastornos digestivos, diarreas, mejora la presión de la sangre y calma rápidamente las hemorragias.

 

Entre otras de las propiedades medicinales del muérdago están la reducción de la presión arterial, y su acción como regulador el ritmo cardiaco, si se administra intravenoso. El muérdago es diurético. Está indicado en la arterioesclerosis, dolores de cabeza y en los mareos por mala circulación, enfermedades crónicas de los riñones, histerismo, epilepsia y parálisis de los músculos.

 

La cocción de la corteza del muérdago es efectiva en el tratamiento del glaucoma o desprendimiento de retina. También para el zumbido en los oídos. Por otra parte, tomar tres veces al día una infusión preparada con una cucharadita de hojas secas por taza, tiene funciones antiepilépticas. También es muy efectivo aplicar compresas preparadas con la cocción de hojas secas sobre la zona afectada por dolores reumáticos. Asimismo, tiene actividad antitumoral

 

En general, el muérdago se puede utilizar de las siguientes maneras:

 

-Maceración: 2 a 4 cucharaditas por taza. Se deja macerar toda la noche y se bebe por la mañana. El muérdago no debe exponerse al calor.

-Tintura madre: 30 gotas, tres veces al día.

-Extracto líquido: 10 a 40 gotas, varias veces al día.

 

1 Comentario

  1. Hola junto con saludar necesito saber si me sirve las gotas a tomar me operaron el año pasado de un tumor en el seno me realizaron mastectomia total y me sacaron 13 ganglios y 3 estaban i afectados con el cáncer

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here